Viajar solo te hará libre. Te explico por qué.

Viajar solo.

Hace ya casi 4 años que me decidí a viajar solo al no poder ningún familiar o amigo. Tenía muchas ganas de visitar Polonia y sabía que si no era en solitario, tendría que pos ponerlo para quedarme en casa perdiendo el tiempo.

Decidí hacerme una ruta por el país, llenar una mochila con ropa y algún libro y reservar mis vuelos sin pensarlo demasiado.

Voy a contarte las razones por las que esa decisión cambió mi vida y mi forma de viajar.

 

#1 Jamás estarás solo.

Lo curioso de viajar solo es que solamente estarás solo cuando realmente quieras. Al ir solo, entablar relaciones sociales se vuelve bastante sencillo. Ya no me sorprenda que una pareja o un par de amigos se acerquen a mi cama en el hostel para compartir una cena en el bar del hostel. O que una persona que viaja sola me ofrezca compartir alguna excursión.

Viajar solo es una muy buena forma de conocer gente.

 

 

#2 El mejor curso de idiomas

¿Estás pensando en gastarte tus ahorros en un curso de inglés en una escuela de tu ciudad? ¿En un curso de inglés en Birmingham rodeado de españoles?

¿Por qué no te organizas y te vas un mes de viaje a algún destino donde se hable el idioma que quieres?

Te encontrarás rodeado por el idioma las 24 horas al día, conocerás a gente que no habla otro idioma que no sea el que quieres aprender, te verás obligado a resolver situaciones cotidianas en el idioma que estás estudiando y encima tendrás tiempo de leer, escuchar música, ir al cine o salir de fiesta en el idioma objetivo.

 

#3 Conócete a ti mismo

Viajar solo te dará la posibilidad de pensar en ti y en tu entorno. Descubrirás cosas de ti que no sabías, ya que te verñas expuesto a situaciones a las que jamás lo estarías si viajaras acompañado o te quedaras en casa.

La presión social, lo que nuestro entorno espera de nosotros, hace que a veces olvidemos pensar y reflexionar sobre qué nos hace realmente feliz. Viajar solo te ofrece la posibilidad de poner en duda todas esas cosas que damos por hecho.

 

#4 Sal de tu círculo de confort

Te ayudará a romper radicalmente con la rutina de la que eres esclavo. Es el cambio de aires que necesitas para volver a la rutina con energías renovadas (o no volver nunca más).

Te darás cuenta de que hay mucho más en el mundo y que quizás no quiere lo que estás viviendo actualmente.

 

#5 Viaja a tu ritmo

Mi preferida. Tú eres el que manda al 100%. Si tienes ganas sales, si te aburren los museos pasas, si quieres cenar hoy sushi vas. Si prefieres quedarte más días en esa ciudad tan agradable, te quedas.

Es complicado encontrar la pareja de viaje ideal, por ello viajar solo te ofrece la posibilidad de crear el viaje perfecto para ti.

 

¿Necesitas más razones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *