Vivir como un náufrago en Koh Rong Samloem

Mad Monkey desde el barco

Durante mi viaje en solitario de norte a sur de Camboya en octubre de 2016, algunos mochileros me hablaron sobre una isla tranquila y en algunos puntos desierta llamada Koh Rong Samloem (o Koh Rong Samlom) que estaba casi a la altura de las islas más bonitas de Tailandia.

Como ya estaba un poco cansado de fiesta y de socializar, me decidí a visitarla, en un intento de encontrar lo que esperaba ver en Maya Bay, que me decepcionó debido al gran volumen de turistas que había.

Koh Rong Samloem

Koh Rong Samloem se encuentra a tiro de piedra de Sihanoukville, en el sur de Camboya.  Está ubicada cerca de su hermana mayor y a la par más fiestera y habitada, Koh Rong.

Es una isla tranquila donde además de relajarte después del caos de Camboya, puedes hacer numerosas actividades entre las que destacan el buceo, el snórkel o el trekking por la selva.

En Koh Rong Samloem tienes la posibilidad de alojarte tanto en hostels a 5$ la noche como en resorts con aire acondicionado, WiFi y demás comodidades del mundo civilizado.

Puedes llegar a ella en un ferry rápido o uno lento desde Serendipity Beach, en Sihanoukville. La diferencia son dos dólares así que recomiendo el ferry rápido.

 

Mi estancia en la isla

Mi primera noche la pasé en un hostel llamado “Mad Monkey”, ubicado en una playa casi inaccesible por tierra (un bote me esperó a mi llegada al muelle de Saracen Bay). Un complejo de dormitorios y bungalows donde el principal edificio es una casa de madera sin paredes donde puedes tumbarte a leer, comer o jugar a juegos de mesa con otros viajeros.

Además, el hostel tiene montada una zona chill out en la orilla de la playa con hamacas y columpios impresionante. El lema del hostel es: “No hay WiFi, haz amigos”.

Con esa máxima, es perfecto para mochileros que viajan solos y quieren conocer gente.

Tras la primera noche me dí cuenta de que me apetecía un poco más leer, pasear y estar un poco alejado del ambiente de fiesta que se formaba por la noche en el hostel.

¿Queréis ver donde acabé?

 

Elegí la zona de Saracen Bay para las siguientes 4 noches al encontrar un hostel por 7.50$ con desayuno incluido a dos pasos del mar.

“By the Sea hostel” ofrece actividades como una ruta en barco para ver el plancton fluorescente, salidas de snórkel y kayaking en los manglares.

Si queréis alojaros ahí, por ahora no podréis reservar por internet ya que su dueña no está haciendo uso de ninguna plataforma de reserva online. Aun así, no tiene pérdida.

Tras desembarcar en Koh Rong Samloem ve a la derecha en el muelle y lo encontrarás pasando “The Orchid“, antes de un establecimiento que ofrece kayaks de alquiler y salidas de buceo.  Aunque el hostel es un poco simple, es muy limpio y tranquilo. Tienen para alquilar gafas de snórkel y kayaks!

Qué hacer en Koh Rong Samloem

#1 Plancton fluorescente

Si las condiciones meteorológicas lo permiten, no puedes perderte la increíble reacción del plancton al rozarse con tu piel. By the sea hostel te ofrece una ruta en barco para ver este extraño fenómeno y bañarte cerca de un arrecife de coral, donde además del plancton fluorescente podrás ver muchos pez aguja.

#2 Kayaking

Puedes alquilar un kayak y recorrer la costa de la isla. Aunque es pequeña, puedes visitar otras playas como Lazy Beach y un pequeño pueblo pesquero.

#3 Snórkel/ Buceo

En la isla hay varias empresas que ofrecen excursiones para bucear y hacer snórkel. La visibilidad y expectacularidad del fondo marino no es similar a la de las islas tailandesas pero no está nada mal.

#4 Trekking por la selva

No todo es playa en Koh Rong Samloem. También puedes dirigirte al interior de la isla para dar un paseo. Por ejemplo visitar el viejo faro o alguna que otra cascada. Un paseo muy recomendable.

#5 Disfrutar de la playa

A lo que me dediqué en mayor medida. La isla es perfecta para pasar un tiempo solo y relajado. Recuperar fuerzas para continuar viajando y terminar algún libro tumbado en la playa.

 

Os dejo algunas fotos de mi inolvidable estancia en Koh Rong Samloem.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *